Música para la salud y el alma

Musica para la salud y el alma

La música es sinónimo de placer, representa un elemento imprescindible en la vida… es un arte que nos hace disfrutar de tiempos placenteros, nos estimula a recordar hechos del pasado, nos hace compartir emociones con las personas que nos rodean, promueve nuestro bienestar y ejerce muchos efectos positivos que transforman nuestra realidad, nos permite tener mayor objetividad y perspectiva, nos ayuda a gestionar mejor las emociones y los pensamientos difíciles, así como, contribuye a reducir el estrés y la ansiedad.

Escuchar música o interpretarla estimulan conexiones en diversas regiones cerebrales involucradas en la emoción, la gratificación, la cognición, la sensación y el movimiento; además, está comprobado científicamente que  reduce los niveles de CORTISOL ( hormona del estrés), facilita la distribución de neurotransmisores  como la DOPAMINA  que inducen a estados de ánimo positivos y puede estimular la materia gris del hipocampo (región cerebral), aumentando la resiliencia, que es la capacidad de enfrentar situaciones adversas.

Desde hace un par de años, se ha empleado la musicoterapia como alternativa para compensar deficiencias en algunas áreas cerebrales, activar procesos fisiológicos y emocionales que mejoren la neuroplasticidad, estableciéndose nuevas conexiones y circuitos neuronales, así como, estimula funciones disminuidas o deterioradas.  El cerebro tiene una base de datos de melodías conocidas y la respuesta cerebral está condicionada por lo que se ha escuchado anteriormente, lo que contribuye a la rehabilitación de las áreas afectadas.

Dra. Odana Belisario C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *